Primeros acuerdos a partir de Diálogos en Cali

0
258

Reconocemos que el diálogo es el camino más efectivo para avanzar en la interlocución entre las partes, en la búsqueda de soluciones concertadas y en la resolución pacífica de los conflictos y las demandas en la movilización social».

Eso dice el comunicado acordado en los encuentros de la Unión de Resistencias Cali – Primera Línea Somos Todos y Todas, la Alcaldía, la Gobernación del Valle del Cauca, la Procuraduria, la Defensoría y la Personería. Se destaca el acompañamiento de la Arquidiócesis, la Minga Social e Indígena, la Coordinación de la Mesa por la Paz y la Justicia, organizaciones defensoras de derechos humanos, la MAPP-OEA, ONU Derechos Humanos y la Misión de Verificación de Naciones Unidas.
En el documento se consigna que «como resultado de un proceso de diálogo constructivo y participativo, se han adoptado las garantías para la construcción de acuerdos, se institucionaliza la Mesa de Diálogo en el Distrito especial, deportivo, cultural, turístico, empresarial y de servicios de Santiago de Cali en el marco del Paro Nacional del 28 de abril de 2021” contempladas en el Decreto 4112.010.20.0304 expedido hoy 31 de mayo por la Alcaldía Distrital de Cali».

El director de Bienestar Social de Cali, Jesús Darío González, dijo que «es un acuerdo de garantías para las diversas dinámicas de protesta y concertación para una mesa de diálogo. Lo que le decimos a a Cali y al país es que estos conflictos se resuelven dialogando, con respeto a Derechos Humanos, inclusión social, solidaridad y respeto. Vamos construyendo confianza. Esto gracias a la Gobernción, la Iglesia y la comunidad internacional. Hermos tenido excelentes mediadores y mediadoras. Este es un epílogo, sino un prólogo en esa misión».

A través de este Decreto «se reconoce a la Unión de Resistencias Cali – Primera Línea Somos Todos y Todas como un movimiento autónomo de los puntos de resistencia para su diálogo con la Alcaldía Distrital de Cali y la sociedad; se crea un Canal de Salvaguarda de Vidas para realizar verificaciones en casos de capturas y traslado de personas en el marco de la protesta social; y se conforma una Comisión de Derechos Humanos para el esclarecimiento de hechos ocurridos durante la protesta en la ciudad de Cali. Adicionalmente, entre otras disposiciones, se institucionaliza la Mesa de Diálogo que será un espacio inclusivo y participativo para la definición de agendas concertadas para buscar la inclusión social y brindar garantías de participación».

El alcalde Jorgr Iván de Ospina dijo que se acordó que esos espacios son la vía para determinar las propuestas que ofrezcan a la juventud y a las comunidades garantías para la protesta social, para la protección y el cuidado de la vida y para el desarrollo de una agenda social participativa.

En el comuniucado se reconoce que «el respaldo del Gobierno departamental y el Gobierno nacional sigue siendo fundamental para su éxito. De nuestra parte, nos comprometemos a que través de estos espacios de diálogo y de concertación logremos avances en beneficio del bienestar, la convivencia social, el desarrollo ciudadano y el goce efectivo de los Derechos Humanos y la transformación social que necesita Colombia. Sabemos que tenemos por delante un largo camino con muchos desafíos y seguramente con dificultades para buscar un mejor futuro para los jóvenes y las comunidades, pero estamos convencidos que avanzaremos. Y lo estamos haciendo porque tenemos la voluntad, la decisión y el convencimiento de que este es el camino para lograr la garantía de la vida, el goce efectivo de los derechos humanos, la inclusión, el reconocimiento, la reconciliación, la paz territorial y la vida digna que nos merecemos».