22 C
Santiago de Cali
miércoles, junio 19, 2024

¡Esperanza contra el Alzheimer! Cambios en el estilo de vida podrían retrasar o prevenir la enfermedad

- Advertisement -spot_imgspot_img
- Advertisement -spot_imgspot_img

Un estudio pionero ofrece resultados esperanzadores para quienes enfrentan el Alzheimer. La investigación, publicada en la revista Alzheimer’s Research and Therapy, revela que adoptar hábitos saludables como una dieta balanceada, ejercicio regular y técnicas de control del estrés puede impactar positivamente en la progresión de la enfermedad e incluso mejorar la función cerebral.

El estudio, dirigido por el Dr. Dean Ornish, siguió a un grupo de pacientes con deterioro cognitivo leve o demencia temprana. Los participantes que implementaron cambios en su estilo de vida, como una alimentación rica en frutas, verduras y cereales integrales, actividad física moderada y técnicas de manejo del estrés, experimentaron resultados notables.

Cerca del 71% de los pacientes que adoptaron estos hábitos saludables mostraron una estabilización o mejora en sus síntomas de demencia, sin necesidad de medicamentos. En contraste, solo el 68% de los pacientes en un grupo de control sin estos cambios experimentaron una mejora.

Los beneficios no solo se reflejaron en las estadísticas, sino también en la calidad de vida de los participantes. Un participante que antes tardaba semanas en leer un libro, ahora lo hacía en solo tres o cuatro días recordando la mayoría de su contenido. Otro participante, un exejecutivo de negocios, recuperó la capacidad de administrar sus finanzas e incluso jubilarse.

«Era una parte tan importante de mi vida, quién soy y quién era, que era difícil decir que esa parte de mí simplemente se había ido», expresó uno de los participantes. «Vuelvo a conciliar nuestras finanzas mensualmente; Me mantengo al día de nuestras inversiones. Vuelve mucha autoestima».

Los hallazgos del estudio ofrecen una luz de esperanza en la lucha contra el Alzheimer. Si bien no existe una cura, la adopción de un estilo de vida saludable puede ser una herramienta poderosa para retrasar o prevenir la enfermedad, mejorar la función cerebral y recuperar la calidad de vida.

El Dr. Ornish se mostró optimista sobre los resultados y enfatizó: «Si bien no hay una cura para el Alzheimer, estos cambios en el estilo de vida pueden ayudar a mejorar significativamente la calidad de vida de las personas que viven con la enfermedad».

- Advertisement -spot_imgspot_img
ÚLTIMAS NOTICIAS
- Advertisement -spot_img
Noticias Relacionadas
- Advertisement -spot_img