Caleños se quejan de Inseguridad

0
119

El secretario de Seguridad y Justicia de Cali, Carlos Javier Soler Parra, nos expuso el agitado contexto en el que sucede todo. Soler dice que “hay un antes y un después de la pandemia, esta afectó dos cosas. Primero la parte emocional, después de 40 años de conflicto teníamos una manera violenta de resolver las cosas. Segundo el desempleo, Cali cerró el 40% de sus pequeñas y medianas industrias. Rodrigo Guerrero publicó que cuando él era alcalde 100.000 personas de 2’500.000 se iban a dormir con una comida en el día; pero ahora, él analizaba que ahora 1’000.000 se iban a dormir con una comida. Esto es un grave problema social que no se toca”.

Añade que “todo esto disparó mil cosas ilegales, entre ellos el hurto, el microtráfico, el narcotráfico, entre otras. Claro que el hurto es lo que más impacta en la percepción, pero el problema es más grande. Lo primero a lo que nos dedicamos después de desbloquear la ciudad, fue el homicidio junto a CTI, Fiscalía y Policía, dividiendo la ciudad en dos COPER con dos coroneles al mando. Esto, teniendo 16 CAI menos que fueron destruidos, dos megaestaciones de Policía quemadas y 177 cámaras vandalizadas. Es la tormenta perfecta”.

“Las cámaras que estaban sobre las plazas de vicio y sobre las fronteras invisibles fueron dañadas. Estas son estructuras que quieren apoderarse de Cali y oficinas criminales que quieren ampliar su portafolio y que no les interesaba que los grabemos. Se repararon 16 CAI móviles para estar en los barrios y hoy recuperamos la presencia en territorio”, complementa Soler.

Señala que “en la estrategia general tenemos un problema con cárceles y carceletas pues no hay una política criminal clara. Policía captura, Fiscalía judicializa, y luego se caen entre 20% y 30% de los procesos frente a un juez. El otro 70% que queda detenido no es recibido en las cárceles porque hay un sobrecupo de 150%, es decir, hay espacio para 2.000 y hay 6.000 reclusos; por esto, los mandan para las estaciones de Policía. Hoy Cali tiene 1.800 detenidos en estaciones custodiados por 500 policías que podrían estar en las calles atendiendo seguridad ciudadana”.

Para solucionar este problema, están trabajando con el Gobierno Nacional en una noticia que se dará en próximos días y que le corresponde revelarla al alcalde Jorge Iván Ospina. Por otra parte, dice que la seguridad es un tema integral que debe abordarse desde todos los ángulos sociales, cultura, educación, desarrollo, no solo de la pena pues el fin de esta es la resocialización y la mayoría de los reclusos al salir reinciden. Por todo lo anterior, dice que están trabajando duro triplicando los recursos para inversión en seguridad y redoblado esfuerzos institucionales.